Lab Integration prueba el mercado

CLEVELAND- El nuevo miembro del Valle de los elastómeros, Lab Integration inc., ayuda a los productores de piezas de caucho a volverse hacia el futuro con la industria 4.0.

Lab Integration, un desarrollador de máquinas de ensayo para la industria del caucho y de software utilizados para probar las propiedades mecánicas de un producto, se unió al grupo de la Vallée des Élastomères el año pasado para aportar sus conocimientos y su profunda experiencia, así como para desarrollar su red, explicó su presidente Michel Therrien durante la Conferencia Internacional del elastómero, celebrada en Cleveland del 9 al 12 de octubre.

Lab Integration comenzó en Oakville, Ontario en el año 2002 y ofrecía actualizaciones y calibración de máquinas de prueba universales y servicios de reparación para la industria del caucho. La compañía comienza el desarrollo del software en 2004 y había diseñado y fabricado, en 2006, sus propias máquinas de prueba universales.

Después de haberse desarrollado en Oakville, durante 12 años, Lab Integration se trasladó a Sherbrooke, Quebec. Therrien, trata de mantener el crecimiento en la nueva ubicación y tiene como objetivo adicional exportar más a los Estados Unidos.

«Nosotros vendemos equipos de prueba. Esto no es una ventaja. Esto no es algo que la gente compra todos los días, «dijo Therrien. «Nosotros queremos que nuestro nombre esté en la industria para que la gente sepa que hay otra opción que comprar los equipos estándares de los grandes jugadores».

Con ocho empleados a su activo, Lab Integration ayuda igualmente a los productores a implementar las normas de la industria 4.0, que pueden traer nuevas mejoras a la eficiencia de los procesos, añadió Therrien.

«Todo el mundo habla, pero pocos están listos para la implementación. Ello trae muchas ganancias y no es tan caro. Es solo necesario querer lanzarse».

Un éxito de la industria 4.0 en la que Lab Integration participó proviene de otro miembro de la Vallée des Élastomères, Waterville TG Inc., un productor de sistemas de sellamiento para los fabricantes de automóviles de renombre mundial. 18 máquinas de prueba de producto de Waterville TG están centralizadas en un único servidor, donde los datos pueden ser recopilados en un solo lugar. Un gerente de producto puede ver sus informaciones y analizar los resultados. Hasta la fecha, 5 plantas de Waterville TG están conectadas a este sistema, destacó.

«Ellos obtienen grandes beneficios relativos al costo, a la eficacia y a todos los conocimientos adquiridos con dicha implementación», dice Therrien. «Fue una cooperación beneficiosa que ahora estamos tratando de establecer con otras empresas».

Una vez que el sistema estuvo puesto en marcha, Lab Integration se ocupó de los detalles, como la conexión entre las máquinas y la base de datos.

«Es extraordinario para ellos porque ya han visto algunas mejoras y esto es lo que se necesita. Fue una colaboración formidable. La implementación no tomó incluso ni dos años», según el Presidente.

Lab Integration busca ahora ponerse en contacto con los clientes más avanzados en la industria del caucho, con el fin de desarrollar más la red de industria 4.0, declaró Therrien.

«Se trata de un intercambio de información, una base de datos que hable de una a otra base de datos. Sólo debemos comprometernos a hacerlo. No es tan caro o difícil como la gente piensa y eso, ciertamente, vale la pena.

Lab Integration fabricaba originalmente máquinas de ensayo universales con datos de múltiples aplicaciones en la industria automotriz. Pero el enfoque universal complicó las cosas para los clientes que querían sólo una máquina de ensayo capaz de administrar una prueba de manera fiable.

En lugar de una máquina de prueba universal, por ejemplo, un productor quería sólo un ensayo de tracción que afectara la soldadura en una tuerca sin ser encumbrado con una variedad de funcionalidades diferentes. Lab Integration diseñó entonces los dispositivos y los software que trabajan juntos para ofrecer pruebas específicas y luego compartir esas informaciones con una base de datos central.

Reunir esas informaciones en una base de datos utilizable es el elemento clave para asegurar que el cliente obtiene el máximo provecho de los datos organizados.

«Una prueba de tracción apta para compartir información se convierte inmediatamente en un producto muy interesante, sobre todo si es en el taller donde usted no puede tener un computador al lado», explicó.

Si la máquina está diseñada para el ensayo de tracción y para compartir la información de una manera accesible, cualquier técnico puede convertirse rápidamente en un experto,» dijo Therrien.

«Quiero que nuestros usuarios tengan aire inteligente delante de nuestras máquinas y que ellos sepan lo que ellos hacen. Si es demasiado complicado, lo dejo a un lado, el objetivo no se ha alcanzado. Eso debe ser fácil», añadió.

Una manera de proceder consiste a utilizar vistas de base de datos capaces de ordenar información específica, para que cuando un usuario se conecte, las informaciones más importantes sean inmediatamente visibles, en lugar de toda la base de datos.

«Es una manera genial y barata de conectar datos. Usted puede crear una vista y tener un sistema central que solo mira esta vista y no la base de datos específica. Eso entonces es muy eficaz.

Desde que Lab Integration desarrolla sus ofertas de servicios, ella continúa de crecer, llegando a 10 empleados al final del año y 15 a finales de 2018. Una expansión más importante, que traspasa la frontera canadiense con Estados Unidos, también está en marcha. Aunque la empresa tiene algunos grandes contratos en los Estados Unidos, los desplazamientos transfronterizos actualmente son demasiado difíciles para los trabajadores que realizan viajes regulares. Therrien está en la búsqueda de la región adecuada para desarrollarse en los Estados Unidos y se concentra particularmente en Ohio, Michigan y Nueva York en el 2018, concluyó.