TG Waterville hizo equipo para reducir los residuos

COWANSVILLE, Quebec – Delta Gomma Inc. y Waterville TG Inc. trabajan juntos para reciclar residuos de EPDM (caucho etileno-propileno) provenientes de partes automotrices e industriales.

Se trata de una alianza forjada por la Vallée des Élastomères, un grupo de empresas de Quebec que colaboran en proyectos de desarrollo. Ambas empresas siguen aspirando a mejoras que sean benéficas para las dos.

Gomma Delta y Waterville comenzaron a trabajar juntos en el año 2000, cuando Daniel Martin, ahora Presidente de Delta Gomma, trabajaba con Waterville TG para encontrar nuevos métodos para utilizar el caucho granulado en la fabricación de nuevos productos. Martin trabajó con los laboratorios de Waterville TG, con el propósito de reciclar los EPDM de productos como los sellamientos para automóviles, que requieren un proceso diferente que el reciclaje de SBR (caucho estireno-butadieno) utilizado en la mayoría de los neumáticos.

Inicialmente, trabajó con empresas de reciclaje de neumáticos con el fin de descomponer el caucho, pero los métodos utilizados para este tipo de reciclaje no funcionaban adecuadamente para los sellos, de forma que, según él, era lento y más problemático.

«El material tomó la forma de una bola grande de espagueti. Cuando se estiraba un pedazo, el conjunto se rompió por completo», explicó Martin. «Y ellos (los recicladores de neumáticos) tuvieron problemas con este material porque los portadores de esa época tenían sobre todo ganchos.» Poníamos un neumático sobre un gancho y se dirigía hacia la trituradora. Pero estas juntas se deslizaban y quedaban bloqueadas en los portadores y las trituradoras. Era el peor método para reciclar».

Martin trabajó con el equipo para encontrar un método mejor, desarrollando un proceso con diferentes elementos de máquinas utilizadas en diversas aplicaciones comerciales, dijo. En 2006, ellos habían puesto a punto sus propios métodos y reciclan un mayor

volumen de EPDM proveniente de Waterville TG. En la actualidad cubren aproximadamente el 30% de todos los residuos de caucho de Waterville TG y todos los plásticos de sus plantas en Quebec.

El caucho tratado fue manipulado con la ayuda de una pinza, lo que hizo mucho más fácil el desplazamiento que con un gancho y pasó a través de una trituradora principal y secundaria, para luego ser cortado en un molino. Todo el acero es retirado con la ayuda de una banda magnética, y el EPDM es pulverizado en mallas de 8, 20-80 mm. Las mallas de caucho de 8 mm pueden ser utilizadas para aplicaciones tales como colchones de terrenos de juego, tejas de cubiertas o productos moldeados en uretano. La malla de caucho de 20 a 80 mm se puede utilizar como material de relleno en una mezcla de EPDM y en las mezclas de elastómeros termoplásticos. Ellas también pueden ser utilizadas como agentes a prueba de choque para los productos en plástico.

Mercados en expansión

Gomma Delta saca materiales internamente y también diseña los rodillos para las cortadoras. La compañía también fabrica gránulos de plástico compuestos que ella vende a la industria de la fundición por inyección de nivel 1 o nivel 2. Ella recicla anualmente alrededor de 4,41 millones de libras de material en sus instalaciones de    50 0000 pies cuadrados en Cowansville.

Pero Martín explica que los márgenes son muy ajustados, porque los precios son muy bajos y el proceso actual no ofrece muchas oportunidades para incrementar la eficiencia.

«El precio del reciclaje es siempre el mismo. Nosotros no podemos reducirlo,» dijo Martin. «Tal vez un centavo o dos, pero por lo demás, se trata de una máquina y de un hombre que toma los residuos y los pone en la máquina».

Para continuar a competir, Gomma Delta ha decidido producir más materiales internamente, lo que abre más posibilidades para los productos automotrices e industriales. El material EPDM reciclado no tiene el mismo olor que el material reciclado de neumáticos y la compañía trabaja para mezclar colores con material negro con el fin de utilizarlo para más aplicaciones comerciales y de la construcción, como el techo blanco.

«En este momento, nosotros vendemos rollos grandes de caucho,» dijo él. «Nuestro siguiente paso es procesar más internamente y vender productos finales. Nuestro objetivo es el sector industrial y automotriz, especialmente para materiales compuestos, un mercado atractivo. La necesidad de mano de obra no es muy grande y hay una reducción de costos considerable. El producto final es muy bueno, a menudo más allá de las expectativas del cliente.

Aunque el cambio es el objeto de atención este otoño, Delta Gomma fábrica ya bastidores para Ford, piezas para el capó de los modelos F250 y F350, dijo Martin.

Objetivos de cero rellenos sanitarios o vertederos.

Según Serge Lamontagne, Asistente del Director de mantenimiento, ingeniería, medio ambiente, salud y seguridad, hacer equipo con Delta Gomma es parte de los esfuerzos de Waterville TG para reducir los residuos. Además del caucho y de las piezas de plástico que ella envía a Delta Gomma, la compañía también produce otros residuos como papel y cartón.

«El objetivo a largo plazo es lograr cero vertedero o relleno sanitario», explicó Lamontage. «Hoy en día reciclamos muchos productos, pero la etapa más grande para lograr nuestros objetivos es  atacar a nuestra más importante fuente de vertedero, que es la extrusión  de caucho tratado».

En el taller, los residuos de caucho se dividen en materiales reciclables y no reciclables, los que son siempre enviados al vertedero. Pero los desechos restantes son enviados a Delta Gomma.

¿»Llegaremos al 100% o cero relleno sanitario? «Tal vez no, pero es nuestra meta», dijo Lamontagne. Continuó: «mi objetivo en el mediano plazo sería de evitar hasta un 80% de los vertederos y estoy muy seguro ahora mismo, con todos los proyectos que hemos emprendido, que nosotros podremos lograrlo el año próximo».

Aunque la alianza hace parte de una de campaña responsable con el medio ambiente, esto también genera ahorro. Trabajando con Gomma de Delta, la empresa ahorra entre $ 30.000 y $ 50.000 cada año.

«Nosotros ahorramos mucho dinero mediante la reducción de vertederos,» dijo Lamontagne. «Siempre hay un aumento en el costo de los vertederos, con el fin de animar a la gente a ocuparse de sus propios residuos. Nosotros debemos dar un paso adelante. «Yo no puedo decir que el reciclaje del caucho no genera ningún costo, pero cuesta menos que el entierro en un vertedero o relleno sanitario, así todo el mundo gana».